jueves, 11 de enero de 2018

Guarda tijeras

Hola amigas:
                    Todavía no dejo de lado el costurero, pues ahora voy a alimentarlo para que cumpla bien su función. Como todo organismo necesita tener una buena base. Proteínas, Hidratos de carbono y vitaminas. Aunque en un orden arbitrario, por algo hay que empezar y uno de los básicos es el hierro, traducido al lenguaje costuril... guarda tijeras. Me dicen que se puede prescindir de él. ¡Claro que sí! ¡Y de comer fruta también!
 Y luego pasa lo que pasa...
                                          Bueno pues no hay mucho que decir. Como se sabe, se montan las tres telas (la cara, reves y entre tela) se cose del revés y se  da la vuelta.
                                   Yo he añadido un poco más de trabajo al darle un toque de ganchillo o crochet.
                                        Hacer los dobleces correspondientes y tenemos para más de una tijera (la de cortar tela, la normalita y la de bordar. Ésta última seguramente la anularé. Creo que si bordo algo  será en mi casa. (Sabeís que el costurero no me lo quedo yo, pero si lo utilizaré) Y si llegara el caso, compraría otra.
                                      Dispongo de otra tijera, muy veterana, de modista o sastre.. vete a saber de que es, que empleo para cortar telas más gorditas y por cierto no tiene protección, a voces me la está pidiendo. Cuando se me presente el dársela, más que guarda tijeras va a tener que ser funda de pistolón. En fin, ahora no es el caso.                                        He sufrido un retraso en visitar vuestra casita (bueno y cuándo no). Iré pasando y contestando los comentarios, en la medida que pueda. Es lo que hay, a veces incluye malabarismos  ponerme al ordenador.
                                       Un abrazo y sigo con más labores. Nos vemos.


sábado, 6 de enero de 2018

Costurero

Feliz año amigas:
                        Recien estrenadito y con él, un regalo que llega a tiempo para Reyes, pero como sabeís aunque lo regale, yo voy a gastarlo  más que la receptora. Os muestro  dónde quedó la labor antes de las dos últimas entradas.
                         El interior de la tapa quedó preparada para el toque final.
                           Con alguna indecisión, me decanté por poner un alfiletero.
                                     No podía faltar el detalle verdecito como el resto del forro.
                                   Incorporado en el mismo costurero, viene muy bien tenerlo a mano.
                              Aquí ya cosido en su sitio. Además he añadido  un ribete pequeño en los bolsillos para distinguirlos mejor.
                                      El que sobresalga el ganchillo está hecho con el propósito de que la tapa no se cuele hacia dentro, como ocurría.  Y para un acabado mejor se pone un poco de apresto en spray para evitar lo blandito del crochet. 
                                       Me queda pendiente un adorno más en el exterior de la tapa, que como estoy a caballo entre casa y casa, no ha podido ser. Lo cual no importa, lo vais a ver más porque no he terminado con él. Ahora voy a alimentarlo.
                                         Felices Reyes para todas y que lo disfruteís. Besoooooossssssss